Dormir bien para despertar mejor

dormir 3

Con frecuencia, los días parecen tener menos horas de las necesarias para hacer todo lo que nos proponemos. Combinar la vida familiar, la personal y la laboral, puede ser complicado, y si no se llega a todo, lo que suele sacrificarse antes son las horas de sueño. A veces, voluntariamente, robando algo de tiempo al descanso, otras sin desearlo, porque la cabeza no desconecta y no podemos dormir. ¿Cómo parar, si hay tanto por hacer…?

Dormir es fundamental para un buen funcionamiento físico, mental y emocional, porque permite al organismo recuperarse para el día siguiente. El cuerpo se relaja, pero la actividad cerebral aumenta, incluso más que cuando estamos despiertos.

Y es que cada noche, el cerebro hace una puesta a punto y procesa la información adquirida durante el día. Analiza, filtra, descarta lo que le parece irrelevante, fija los recuerdos, y nos prepara para nuevos aprendizajes. Además, durante algunos minutos, la mente se libera de la lógica y nos abre la puerta de los sueños. Soñar también es importante para el descanso, nos permite simular cualquier experiencia, y puede ayudarnos a resolver los problemas que nos persiguen durante el día, porque nos hace salir de los patrones de pensamiento habituales, nos conecta a nuestra creatividad, y nos invita a explorar diferentes posibilidades para dar con soluciones nuevas.

Tras un sueño reparador nos levantamos con la mente clara, más preparados para concentrarnos y tomar decisiones correctas durante el día, y además nos sentimos más optimistas, de mejor humor, combatimos la depresión y reducimos el estrés.dormir 4

En cambio, dormir poco o mal, hace que se segregue cortisol, que es la hormona del estrés, nos hace más irritables, más lentos a la hora de reaccionar, menos eficaces, y con más dificultad para el aprendizaje y el razonamiento. Si la falta de sueño es frecuente, uno puede habituarse a ella, y acabar tomando como normales algunas de sus consecuencias, lo que le llevaría a estar viviendo, sin estar al 100% de sus capacidades, sin ser consciente de ello.

En definitiva, dormir bien nos ayuda a vivir bien, y vivir bien nos facilita dormir bien, porque las horas de sueño son un reflejo de como ha sido nuestro día. Pero… ¿cuánto hay que dormir? Es una pregunta muy frecuente, y a menudo, el preocuparse creyendo que se duerme poco, hace que se duerma menos y peor, así que conviene tener en cuenta que aunque se aconsejan entre 7 y 8 horas para un adulto, el tiempo puede varias según la edad y las características personales.

Hay muchos factores que nos impiden conciliar un sueño de calidad, pero aquí van algunos consejos para dormir mejor:

  1. Facilitar un entorno adecuado: Hacer que nuestro dormitorio sea cómodo y agradable, ventilar la habitación durante el día, disponer de un colchón cómodo y que aporte el apoyo necesario, mantener una habitación tranquila, oscura y una temperatura adecuada…, y como guinda, también puede ayudar, aplicar una gotita de esencia de lavanda sobre la almohada.dormir 1
  2. Desarrollar una rutina de sueño: Hacer lo mismo todos los días antes de ir a la cama, y con unos horarios más o menos regulares, ayuda a consolidar un hábito que envía una señal al cuerpo para que se prepare para dormir.
  3. Evitar exceso de estimulación por la noche: Cenar ligero, no tomar estimulantes como el café o el té, y no realizar ejercicio excesivo al menos tres horas antes de acostarse. Todo eso evita que el cuerpo esté demasiado activo, porque para dormir necesitamos relajarnos. Respirar con tranquilidad, y unos minutos de meditación también son un buen aliado para conseguir un estado de calma que facilite el sueño.
  4. Mantener a raya las preocupaciones: Con todas las ideas, tareas, conversaciones y demás pensamientos que nos dan vueltas en la cabeza, puede ser difícil relajarse en la cama. Si antes de acostarnos, escribimos todo lo que nos preocupa o nos mantiene alerta, y anotamos las soluciones que se nos ocurran, nos distanciaremos un poco de lo que nos impide descansar, y guiaremos al subconsciente para buscar soluciones que aún no tenemos, y necesitamos encontrar. dormir 2
  5. Consultar a un especialista: Si los problemas para dormir son persistentes, y no se descansa lo suficiente, podría ser necesario pedir ayuda a un profesional para determinar los motivos y conseguir el tratamiento adecuado.

Felices sueños, feliz descanso.

*Este artículo lo escribí y fue publicado en Piensa es Gratis hace un tiempo, y lo he querido recuperar hoy en el Día Mundial del Sueño.

Yolanda de Miguel

Anuncios

Colaborando con PIENSA, ES GRATIS

portada piensa

Hola, desde hace un tiempo colaboro con “Piensa, es gratis, el sitio para pensar, crecer y compartir”, escribiendo artículos,  y he pensado que sería buena idea compartirlos aquí:

20 de Febrero del 2014:  Dormir bien para cuidar la mente y despertar mejor.

“Con frecuencia los días parecen tener menos horas de las necesarias para hacer todo lo que nos proponemos. Combinar la vida familiar, la personal y la laboral puede ser complicado, y si no se llega a todo, lo que suele sacrificarse antes, son las horas de sueño. A veces, voluntariamente, robando algo de tiempo al descanso, otras sin desearlo, porque la cabeza no desconecta y no podemos dormir. ¿Cómo parar, si hay tanto por hacer…?  …” Tienes la continuación en:

Seguir leyendo…

Mitos sobre el amor que causan desamor

mitos

Enamorarse es fácil, pero mantener el amor puede ser todo un reto, y sin embargo, poemas, novelas, películas y canciones nos bombardean desde pequeños, con mensajes de príncipes azules, y parejas que fueron felices y comieron perdices para siempre. Eso hace que sin darnos cuenta, vayamos dando forma a unas creencias y a unas expectativas muy poco realistas, respecto a lo que implica estar enamorado y tener pareja. Y a la hora de mantenerla, no ayuda mucho. Son muchos los mitos que interfieren, pero como siento cierto amor intelectual hacia Russ Harris, voy a comentar los 4 grandes mitos que él plantea en su libro “ACT con Amor”. 

Seguir leyendo…

Cuidado con los pensamiento positivos

pensar

Se ha generalizando la idea de que hemos de tener pensamientos positivos. A algunos les ha convencido la idea de que los negativos son malos, tóxicos incluso, que bajan nuestra energía vital, y nos atrapan en una espiral de infelicidad… Se nos enseña que para sentirnos bien, con confianza, y para atraer aquello que queramos, hemos de borrar los pensamientos negativos y llenarnos de positivos. Como si fuera tan fácil…, pero hay multitud de frases “bonitas” por la red, imagino que bien intencionadas, aunque algunas bastante poco acertadas, para recordárnoslo.

Esto puede acabar preocupando a cualquiera que se da cuenta de todos los pensamientos negativos que tiene, aunque se esfuerce para que no sea así. Igual cree que si lo lograse, su vida podría ser mejor, pero, ¿qué se puede hacer con todo eso que no nos gusta?, ¿de verdad es lo mejor cambiar pensamientos negativos por positivos?… ¿cómo se hace?…
Seguir leyendo…

Relatos y leyendas breves para despertar

lectura

Para decir adios al 2013 he hecho una recopilación de los cuentos, leyendas y metáforas sobre ecología emocional y autoconocimiento, que fui publicando durante el año en la página de Facebook NaturalMente Psicología. Por si te perdiste alguno…, o para releer el que más te gustó…, y para pasar un rato ameno de lectura, que te ayudará a reflexionar, explorar y aumentar tu conciencia sobre ti mismo y los demás.

Seguir leyendo…

¿Deshaciendo el embrujo de la luna?

Alan Wake Luna llena cortada

La luna ha fascinado a la humanidad desde la antigüedad, y ha sido protagonista de ritos, mitos y leyendas. Desde el motivo de celebración de aquelarres de brujas perdidos en el tiempo, hasta el origen de las creencias de hombres lobo que se transforman con la luna llena. Y es esta fase de la luna, la que suele despertar más admiración y superstición, y la que me ha llevado a escribir sobre ella, porque hoy, 23 de junio, coincidiendo con la verbena de San Juan, tendremos una superluna. Se le llama así cuando está más cerca de la Tierra, lo que permite verla más grande y más brillante. La de este año será un 14% más grande y un 30% más brillante de lo habitual.

Seguir leyendo…

El huerto conquista la ciudad

almagra32 blog

Personalmente siempre he sentido mucho respeto y atracción por la naturaleza, y ya desde bien pequeña me gustaba ir al huerto de mis abuelos y ayudarles en lo que podía. Aún recuerdo el sabor de sus ciruelas, sus almendras y sus fresas, y la curiosidad que sentía por ver crecer las plantas y sus frutos. Pero hace poco, una niña de secundaria a la que doy clase, se quedó sorprendida al decirle que las frutas y las verduras, surgen de las flores de algunas plantas. No tenía ni idea de cómo una manzana o una alcachofa llegaban a ser lo que eran, y me pareció un claro ejemplo de la desconexión que hay hoy en día entre lo que comemos y su origen, entre lo que somos y como vivimos.

Seguir leyendo…