Y si la soledad fuese amiga nuestra…?

blog y soledad

Podemos estar rodeados de personas y sentirnos solos, porque la soledad es más una vivencia subjetiva de uno mismo, que un estado que dependa de los demás.

En realidad podemos decir que hay diferentes tipos de soledad, la deseada y la forzada, la del que no tiene a nadie a su lado, y la del que estando con otros se siente desconectado.

Pero, ¿por qué hay tanto miedo a la soledad? ¿Qué implica? Somos seres sociales y como tales, disfrutamos de la compañía de los demás y obtenemos ciertos beneficios de la vida en común. Es positivo formar vínculos, sin llegar a la dependencia y manteniendo una autonomía individual. Pero la sociedad impulsa la creencia de que la realización personal depende de tener pareja, una familia, muchos amigos,… ya que hipotéticamente eso facilitará el compartir y nos llenará de satisfacción. Es posible que nos haga sentir bien, pero no ha de ser el único camino para ser feliz, y si nos empapamos de esa filosofía y actuamos según sus principios, nos sentiremos mal al estar solos, porque creeremos que no estamos haciendo lo correcto, lo adecuado. En realidad, nada ni nadie, ni nosotros mismos, debería impedir que pudiésemos disfrutar de tener nuestros momentos de soledad.

Vivir solo o estar solo no ha de significar sentirse vacío. La soledad va unida a la libertad de ser uno mismo, proporciona un espacio de crecimiento personal, de creatividad y madurez, para conocerse y aceptarse a uno mismo, para poder aumentar la energía personal y ayudar a desarrollar la intuición, llegando a un equilibrio interno. Permite conectarnos con nosotros mismos y ayudar a conectar de una manera más positiva con los otros y con el mundo. Así que, cuando la soledad es buscada puede ser una fuente de calma, serenidad, paz y bienestar. Si podemos estar solos y nos sentimos bien, es en que hemos aprendido a convivir con nosotros mismos, nos queremos, nos aceptamos, y eso nos da la oportunidad de establecer relaciones satisfactorias y maduras con otras personas.

Pero es diferente estar solo por decisión propia, a sentirse solo. En ese último caso, puede relacionarse con la sensación de no ser aceptado ni valorado, pensar más en los que se fueron que en los que quedan, y tal vez, con esconder nuestras emociones o activar mecanismos de defensa que nos aíslan de los demás, por miedo al rechazo, por no querer ser juzgado. La paradoja es que así, acabamos apartados, aunque eso era precisamente lo que se pretendía evitar. La ansiedad, el miedo, la tristeza, la inseguridad, el sentimiento de abandono… que pueden sentirse en soledad, o también el querer llenar nuestra agenda de actividades, son síntomas de temor a encontrarnos con nosotros mismos. En ocasiones, porque no nos gusta la vida que llevamos, porque no nos conocemos y preferimos no darnos cuenta. Eso hace que se quiera ocultar nuestras frustraciones y nuestras dudas entre otras personas, en el ruido, en lo externo.

En las situaciones en las que la soledad se impone o no se acepta, produce una gran insatisfacción personal y huir de ella supone un gran desgaste. Se suele buscar la solución en el exterior, pero es una gran ayuda empezar por nuestro interior. Conocernos para poder ser conscientes de nuestro valor, y analizar como nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás. La meditación o el mindfulness ofrecen espacios íntimos para descubrirse y comprenderse, para que nuestros pensamientos y sentimientos interaccionen, para tomar conciencia de nuestras necesidades, de nuestras oportunidades, nuestras capacidades y nuestras limitaciones. Todo ello nos puede abrir las puertas a superarnos y a querernos, estando solos y en compañía.

                                                                      – “Maestro todos me han abandonado, me siento solo”.

                                                                      – “Soledad es no saber estar con uno mismo”. Alejandro Jodorowsky

Un abrazo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s